UNA HISTORIA y UNA REFLEXIÓN

Una reflexión humanista

La educación es algo muy serio. No es algo infantil, como se puede pensar. Tratamos con personas, con niños, ado­lescentes o adultos, que no son cosas; son personas con dignidad. No olvidemos que educar es formar personas que tienen sentimientos, anhelos, aspiraciones existenciales y que tienen necesidad y el derecho a desarrollar una biografía feliz. Lo que hagamos con ellos quedará fijado en su mete y corazón para toda su vida (dejar huellas, es diferente de dejar cicatrices o heridas).

Educar no es producir artefactos en una cadena de montaje de una fábrica. Participamos en su formación; los ayudamos o los perjudicamos en esta búsqueda. Estamos intrínsecamente conectados con ellos en su proceso de crecimiento. Podemos contribuir a su fracaso con nuestra incompetencia o irresponsabilidad.

Pero también podemos contribuir a que los educandos se vayan transformando en presencias notables en el mundo (Freire, 2002, p. 67) con nuestra responsabilidad, con nuestra preparación científica y nuestra pasión por la enseñanza, con nuestra seriedad y nuestro testimonio de lucha contra las injusticias,

Paulo Freire dice que “la educación no cambia el mundo, pero prepara las personas que pueden cambiar el mundo”. También lo que dijo Nelson Mandela: “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”. Sí, estamos de acuerdo con Mandela, “la educación es un arma de construcción masiva”. Hablamos de la buena educación y de la educación buena. Porque, –me digo yo–: ¡De alguna escuela habrán salido los premios Nobel, los inventores, los científicos, los escritores, poetas, etc. que han mejorado las condiciones de vida de la humanidad a través de los siglos!

Publicado por Dr. Marino Latorre Ariño

Licenciado en Ciencias con especialidad en Químicas por la Universidad de Valencia. Magister en Psicopedagogía y Doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad Marcelino Champagnat de Lima. Vicerrector de la Universidad Marcelino Champagnat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.